Viajar con un concentrador de oxígeno portátil

enero 19, 2022

Tal y como comentamos en anteriores artículos, llevar un concentrador de oxígeno portátil no tiene por qué suponer una limitación para su vida. Sin embargo, se deben tener en cuenta algunos puntos importantes para poder viajar con normalidad y confort. Conozca las indicaciones básicas sobre las medidas de seguridad en los medios de transporte.
 

Viajes en coche con oxígeno

Para viajar en su vehículo con su concentrador de oxígeno portátil tenga en cuenta que:

– No debe dejar el oxígeno expuesto a temperaturas muy altas o muy bajas. 

– Debe llevar consigo un adaptador de 12V (suele estar incluido en la compra del oxígeno). 

  

Viajar en tren, barco o autobús con oxígeno

 En este caso no suele haber problemas para usar un concentrador de oxígeno portátil, pero es importante que antes del viaje consulte las condiciones de uso con la empresa de transporte, puesto que pueden ser diferentes a las de otras compañías. 

 

Viajes en avión con oxígeno

Cada aerolínea tiene sus propias normas respecto a los viajes en avión con concentradores de oxígeno portátil. Asegúrese de comprobarlas antes de embarcar. 

 

¿Qué hay que hacer antes de realizar un viaje en avión con oxígeno? 

– Llamar a la aerolínea para dejar constancia de su necesidad de oxígeno portátil. Algunas compañías solicitan un coste extra, pero es posible que su seguro lo cubra. 

– Tener en cuenta que la aerolínea solo proporciona oxígeno durante el periodo de tiempo que usted esté en el avión y que en caso de hacer escala, por ejemplo, necesitará más oxígeno. 

– Asegurarse de que el concentrador de oxígeno portátil cuenta como equipaje de mano para poder llevar su propio concentrador de oxígeno portátil. 

– Cerciorarse de poder llevar un respirador en el avión. 

– Buscar y apuntar una lista de los centros médicos a los que pueda acudir en caso de necesidad una vez haya llegado a su destino.  

El día del viaje, ¿qué hay que hacer?

– Tener suficientes baterías externas para el vuelo y de repuesto en caso de retraso.

– Haber confeccionado una lista en la cual se indiquen todos los medicamentos que precise. 

– Llegar al aeropuerto con antelación para poder pasar por todos los controles con el oxígeno portátil y poder instalar el equipo tranquilamente y con tiempo. 

– Inmovilizar el oxígeno en posición vertical. 

– Tener a mano todos los medicamentos que necesite y los suministros o cables necesarios para el funcionamiento del oxígeno. Es muy importante no olvidar la cánula nasal, puesto que en los aviones solamente se suministra el oxígeno mediante mascarilla. 

– Antes de ir al aeropuerto, asegurarse de llevar en su equipaje de mano toda la documentación y recetas médicas necesarias para viajar con oxígeno.

Iniciar sesión

CORREO ELECTRÓNICO *
CONTRASEÑA *