En el pasado, cuando alguien sufría una condición respiratoria que le obligaba a utilizar un concentrador de oxígeno, con frecuencia tenía que pasar gran parte del tiempo en su casa. Era muy difícil salir de casa, porque no podía llevar consigo el concentrador de oxígeno.

Gracias a los avances en el campo de los aparatos de oxígeno, hoy en día existen concentradores de oxígeno portátiles que pueden ser de gran ayuda en ese sentido. Ya es posible disfrutar de la vida social y salir a la calle con la tranquilidad de que puedes llevar contigo ese portátil de O2 que tanto necesitas.

En Neumotec somos tu proveedor de aparatos de oxígeno portátiles, así que si todavía no tienes uno no dudes en visitar nuestra tienda. En este artículo te vamos a contar cuáles son las principales ventajas de utilizar un concentrador de oxígeno portátil.

Ventajas del oxígeno portátil

La terapia de oxígeno ofrece una gran cantidad de beneficios a quienes lo necesitan. Pero, quienes cuentan con un aparato de oxígeno portátil se han dado cuenta de la inmensa cantidad de ventajas, tanto físicas como psicológicas, que pueden obtener por el hecho de poder moverse con él. Veamos cuáles son algunas de esas ventajas.

Regresas a la vida social

Uno de los mayores inconvenientes que ha tenido siempre el uso de un aparato de oxigenoterapia es el hecho de no poder salir de casa y estar confinado, sin contacto social.

Esto no solamente tenía resultados negativos en la sociabilización de la persona, sino que su condición hacía que la depresión fuese mucho más frecuente.

Gracias a un portátil de O2, puedes ir a visitar a tus amigos y familiares, disfrutar de su compañía y volver a tener la vida social que siempre has tenido. Este aparato de ayuda a tu respiración no tiene por qué cambiar la forma en la que te relacionas con las personas.

Los viajes largos ahora son más cómodos

Hacer un viaje largo con un concentrador de oxígeno que no fuese portátil era muy complicado. El hecho de viajar con él podía convertirse en toda una odisea, y es posible que muchas veces nada más pensar en el trabajo que daría te quitase las ganas de viajar.

Ahora, con uno portátil ya no tienes de qué preocuparte. Es tan fácil de llevar contigo que podrás transportarlo a cualquier lugar sin ninguna dificultad. Ya puedes viajar a donde quieras y llevar tu oxígeno contigo.

Puedes estar fuera de casa sin preocuparte

Los concentradores de oxígeno portátiles te permiten estar fuera de casa sin preocuparte por tener que dejar la actividad e ir corriendo a casa para recargar las baterías.

Gracias a la forma en que han sido creados, estos aparatos te permiten una autonomía lo suficientemente amplia como para que no tengas que interrumpir tus estancias fuera de casa.

Puedes participar en actividades físicas al aire libre

Si nunca te habías planteado hacer algún tipo de ejercicio suave porque estabas solo en casa, ahora puedes aprovechar las ventajas del O2 portátil.

Debido a su capacidad de ser transportado fácilmente, podrás reunirte con otras personas y realizar actividad física en compañía, al aire libre.

Sin duda, el concentrador de oxígeno portátil ha sido un gran avance para quienes sufren de patologías que les obligan a utilizar oxígeno líquido en su día a día.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat